Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Hoy vengo a hablaros de algunos seres humanos. Un número reducido de ellos se merecen mis palabras de agradecimiento y respeto. Espero que alguno de vosotros estéis de acuerdo conmigo.

Existen personas que se dedicaron en silencio a crear la arquitectura del pilar maestro de nuestra vida, el muro de contención que evita que en ocasiones nos derrumbemos.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

¿Quiénes somos cuando ya nos somos juntos? A dónde vamos cuando necesitamos dejar atrás recuerdos que no nos dejan. En qué nos convertimos  amontonando esperanzas vacías en el desván, rompiendo archivos informáticos por la mitad, formulando reclamaciones de amistad.

¿Cómo dejar de esperar una llamada que nunca llega? Saliendo a correr, escribiendo, saliendo con otra gente, hablando con tu pez de compañía, saliendo de casa, saliendo del cuerpo... Escapar, pero ¿a dónde? ¿Con quién? Si yo ya no soy desde que ya no estoy contigo. 

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

La delgada línea roja entre ser follamigos o novios.

Al principio era sólo sexo, disfrutábamos de la compañía uno del otro. A mí me estaban dejando, y tú estabas decidida a hacerlo. Sí, fuimos infieles. Fuimos cobardes, pero nuestra atracción era tan rara...

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

¡OH!¡¡DIOS!! ¿Eso es un niño muerto? Sí, lo es.

No sé si lo sabéis pero sí; mueren niños, mujeres, ancianos, hombres… Y mueren todos los días.