Cómo sobrevivir a una loca del coño

Escrito por Vic McKlein
Categoría: Todo lo Demás Publicado: Jueves, 05 Marzo 2015

Todos, alguna vez en nuestra vida, desarrollamos el papel de Ben Affleck en Gone Girl. Sí, todos acabamos topándonos con una loca del coño que nos hace la vida imposible, capaz de hacernos tocar el cielo para posteriormente descender a los peores infiernos del inframundo. Pero el ser humano es un superviviente y, como tal, sobrevivirá a cualquier situación “horrible” que se presente. Os dejo una serie de consejos para sobrevivir a cualquier Rosamund Pike que se os cruce en la vida.

1. Son adictivas, pero ninguna adicción es buena
Al igual que las drogas o el alcohol, en grandes cantidades, ya sabéis que es malo. (Frase patrocinada por mi camello personal). Se debe cortar y fuerte. Cuando pases el mono te reirás de todo, créeme.

2. Nunca contestes a sus whatsapps nocturnos
Esto es muy importante: por la noche ignóralas. No se sabe bien qué ocurre, pero por la noche se activan y envían mensajes anzuelo para que vuelvas a caer. La oscuridad les da fuerza, como el Sol a Superman, el agua a los Gremlins, la sangre a los vampiros…

3. El sexo es otro nivel, tete
Sí, son buenísimas en el sexo y posiblemente no lo volverás a tener tan bueno en tu vida. Pero no compensa. Ni los quebraderos de cabeza ni las discusiones sin ton ni son. A pajas, tete. Ya conocerás a otra con más sentido común y menos locura.

4. Evita sitios donde te conozcan
Una loca del coño te la va a liar en cualquier lugar. Ya sea un cine repleto de gente, el restaurante de tu tío, la fiesta de cumpleaños de tu abuela... A ella se la sopla, cuando tiene que discutir, discute sin mirar localización ni contexto. Desecha la idea de que te acompañe al entierro de un familiar. De nada.

5. Ten planes alternativos. ALWAYS
Así es. Siempre tienes que tener un plan B, porque te pueden dejar tirado de la noche a la mañana.

Ejemplo 1: (una semana antes le has dicho que subirías el finde a verla)
- Oye, estoy en Barcelona, ¿quedamos?
- No sé quién eres, ¿te conozco?

Ejemplo 2:
12:00
- ¿Te vienes al concierto de TAB de esta noche?
- Sí, luego hablamos.
19:00
- ¿A qué hora quedamos?
- Buah, es que no sé si ir porque me encuentro un poco cansada y claro, tus colegas están ahí y ….
23:00
El local está abarrotado de gente, y tú estás disfrutando de tu birra y de la dulce compañía de tu sombra.

6. Por fin, después de tanto sufrir por ella, lo dejaste
Pues lo siento tío, prepárate a un mesecito de mensajes sin sentido en tu móvil. Sobre todo, recuerda que los mensajes a altas horas de la noche y con alcohol de por medio no significan NADA.
Ejemplo: (después de haber agotado todas tus opciones y haberte declarado sin ningún sí como contestación por su parte, llevas desaparecido dos semanas)
Whatsapp Loca (2:00 am): - ¿Donde coño estás? Estoy en Nylon.
Chico: (miras el móvil, te bebes un trago de tu copa y lo pones en avión. No te preocupes, te está aplaudiendo hasta el segurata de la disco)

7. BLOQUEA, BLOQUEA Y BLOQUEA
Si ha evolucionado de Charmander a Charizard, recuerda que Facebook, Whatsapp y Twitter son tus amigos. Y con su función bloquear tu vida será más fácil.

8. Si llora, que llore
It´s a trap, no te dejes engañar por sus lloros. Si te fijas es capaz de llorar por todo: un concierto de Sabina, una piedra en el camino, el “to be continued” de un capítulo de House of Cards, un chiste malo, cuando no sabe que ponerse para la fiesta… Pero no le verás llorar en el final de ET, ni cuando Mufasa muere en el Rey León, ¿por qué? Ni puta idea, pero es importante saberlo para detectarlas al instante. Ya sabes, si dudas, ponle esas dos pelis. Puede que te sientas como en la peli de LA COSA (muy recomendable verla) donde tienen que descubrir quién tiene al alien dentro de su cuerpo pero cuando lo consiguen siempre es demasiado tarde. Es curioso como la realidad supera la ficción. Siempre que descubres a una loca del coño pasa lo mismo. Así que, prepara dinamita, escopeta y energías. No va a ser nada fácil.

9. Nunca pongas contraseñas delante de ella
Al igual que el T1000 de Terminator (capaz de detectar a Sarah Connor en micro milésimas de segundo), las locas del coño son capaces de memorizar contraseñas con un sólo vistazo. Becareful my friend, o prepárate para encontrar en tu Facebook que la tienes pequeña, tener de repente sólo cinco amigos o unas extrañas fotos de niños. Son capaces de lo peor y no habrá forma de que puedas demostrar la verdad.

10. Sé MORGAN FREEMAN en Seven
Cuando vayas a dejarlas tienes que ser como Morgan Freeman. Practica ante el espejo esa cara de póker que pone Freeman en Seven. Por si no os acordáis, Morgan está cansado del ser humano, afirmando que el mundo no es un buen lugar para tener un hijo. Demuestra esa frialdad a la hora de cortar por lo sano, sobre todo cuando llore para camelarte de nuevo.
Ejemplo: En la película Evil Dead (Posesión Infernal) la gente es poseída por un demonio y se convierten en una especie de monstruo muy desagradable. Pero siempre que intentan acabar con él vuelve a su estado normal, para generar pena y salvarse de que le eliminen. Pues, de una loca del coño, espérate esto y más. Be Morgan Freeman, my friend.

11. Si te dice que se deja llevar mucho por la situación, no te dejes engañar
Vuelve a releerte los primeros puntos y sigue practicando el 10. Es el más difícil pero el más importante. Tarde o temprano tendrás que hacerlo.

12. No vayas de rico. Todo se paga a medias
A ver, no quiero decir que seas un rata y no la invites al cine o a una birra… Pero si no ha pasado el test de ET (punto 8), ¿para qué invitas? Lo peor que tiene una loca del coño es que es una gran malgastadora del capital ajeno. Si te olvidas de esto, estás muerto (económicamente hablando).

13. Nunca sabrás cuantos participantes hay en el juego. No lo intentes
Recuerda, tú no eres el único que disfruta de su compañía. Si esto lo tienes claro, sufrirás mucho menos. Y no intentes averiguarlo, porque el número de participantes varía como las acciones de la bolsa: ayer tenía cinco amiguitos, hoy tiene 11. ¿Cómo es posible? Magia.

En esta vida prepárate para más de una Summer (500 días juntos) o una Rosamund Pike. Siempre dicen que lo importante no es ganar sino participar, pero en este caso, mejor si nunca participas. Aunque si se trata de aprender alguna lección de vida, quédate con ésta: sobrevive, coge experiencia, porque lamentablemente no será ni la primera ni la última vez que te pase.